Culture » Arts visuels »
Arts visuels

(ES) Amor por el Barrio (10)

Désolé, cet article est seulement disponible en espagnol européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Hace unos meses, surgió la muestra “Amor por el barrio”. Esta exposición fue el resultado de un taller de fotografía para los jóvenes del barrio Padre Carlos Mugica (ex barrio 31) coordinado por el reportero franco-iraní Reza Deghati.

En este taller, treinta jóvenes fotografiaron su barrio para ofrecernos, desde su propia mirada, asombrosas imágenes de su vida cotidiana.
Además, se llevaron a cabo encuentros y talleres de escritura para que los alumnos del liceo franco-argentino Jean Mermoz pudieran poner palabras a las imágenes de los jóvenes del Barrio.

Como hicimos la semana anterior, hoy pueden descubrir una foto y un texto inédito de esta aventura.

La iniciativa fue impulsada por el Institut Français d’Argentine / Embajada de Francia y cuenta con el apoyo de Veolia Argentine y de la Ciudad de Buenos Aires a través de la Secretaría de Integración Social y Urbana.

Crédito foto: Yasmin MACCIO
Texto de: Vania CHAIO

 

Texto original en francés:

Câbles entrelacés

Des câbles. Des câbles, pour quoi faire ? Plus que des morceaux de cuivre et de plastique, pour moi ils relient deux endroits. Chaque câble parcourt un chemin différent, transmet divers messages, mais à la fin tous les câbles sont égaux. Cette image est si quotidienne pour moi que quand je passe devant je ne les vois pas, je ne les distingue plus. Cet enchevêtrement forme un noeud de fils qui ressemblent au barrio. Certains pensent que l’ordre c’est toujours mieux, mais, parfois, un peu de désordre, un désordre qui nous relie, c’est bien aussi.

 

Traducción del texto en castellano :

Cables entrelazados

Cables. Cables ¿para hacer qué? Más que un trozo de cobre y plástico, para mí conectan dos lugares. Cada cable recorre un camino distinto, transmite diversos mensajes, pero al final todos son iguales. Esta imagen es tan cotidiana para mí, que cuando paso por allí no los veo, no los distingo más. Este enredo forma un nudo de cables que se asemeja a la unión del barrio. Algunos piensan que siempre es mejor el orden, pero a veces un poco de desorden, un desorden que nos religa, está bien.

FacebookTwitterWhatsApp