Cultura » Artes visuales »
Artes visuales

Amor por el Barrio (11)

Hace unos meses, surgió la muestra “Amor por el barrio”. Esta exposición fue el resultado de un taller de fotografía para los jóvenes del barrio Padre Carlos Mugica (ex barrio 31) coordinado por el reportero franco-iraní Reza Deghati.

En este taller, treinta jóvenes fotografiaron su barrio para ofrecernos, desde su propia mirada, asombrosas imágenes de su vida cotidiana.
Además, se llevaron a cabo encuentros y talleres de escritura para que los alumnos del liceo franco-argentino Jean Mermoz pudieran poner palabras a las imágenes de los jóvenes del Barrio.

Como hicimos la semana anterior, hoy pueden descubrir una foto y un texto inédito de esta aventura.

La iniciativa fue impulsada por el Institut Français d’Argentine / Embajada de Francia y cuenta con el apoyo de Veolia Argentine y de la Ciudad de Buenos Aires a través de la Secretaría de Integración Social y Urbana.

Crédito foto: Sabino WALD
Texto de: Ana ELIAS

 

Texto original en francés:

Le papillon

Le papillon que vous observez sur cette photo est seulement un papillon parmi des centaines de milliers d’autres dans le monde. Cependant, les papillons comme les êtres humains ont chacun, durant leur courte vie, une histoire unique qui les différencie. L’histoire de celui-ci a commencé il y a quelques instants, dans un parc, quand il a battu des ailes pour la première fois…

Son regard innocent se posait sur les feuilles vertes des arbres qui dansaient avec le vent et il regardait, deux enfants qui jouaient en face de lui. Il s’est senti joyeux dans ce paysage, et la curiosité l’a conduit à voler. Une sensation étrange se produisait en lui au fur et à mesure qu’il avançait. Le vert du parc disparaissait de ses yeux et il était remplacé par un gris qui contrastait avec l’orange vif de ses ailes. Le papillon observait avec curiosité ce nouveau monde qu’il venait de découvrir. Il observait, à travers les fenêtres des bâtiments, des familles qui déjeunaient, des parents qui préparaient leurs enfants pour partir à l’école, et des gens qui se pressaient pour ne pas arriver en retard au travail. Soudain, un bruit étourdissant qui venait d’un bâtiment en construction l’a fait s’envoler à toute vitesse. Quand le bruit s’est estompé, le vert a commencé à apparaître à nouveau. C’était le parc, mais, cette fois, le papillon le regardait différemment. Il voyait du plastique jeté par terre, des bouteilles et du verre qui envahissaient la nature. Il était épuisé, et à bout de forces pour continuer son chemin. Il a donc décidé de chercher un lieu pour se reposer. Tout à coup, il aperçut, au loin, un objet indéfini qu’il pensait être un autre papillon comme lui. Quand il s’approcha ce n’était pas un papillon mais un bout de ballon dégonflé. Il se reposa dessus, camouflé par cet orange artificiel, et il imagina juste avant de fermer les yeux, une autre histoire de papillon.

 

Traducción del texto en castellano :

La mariposa

La mariposa que observan en esta foto es tan sólo una entre las centenas de miles que existen en el mundo. Así y todo, las mariposas, como los seres humanos, tienen en su corta vida una historia única que las diferencia de las demás. La historia de esta comenzó hace unos instantes, en un parque, cuando batió sus alas por primera vez…

Su inocente mirada se posaba sobre las hojas verdes de los árboles que bailaban con el viento y, al lado, miraba a dos niños que jugaban frente a ella. Se sintió feliz en ese paisaje, y la curiosidad la condujo a volar. Una extraña sensación se produjo en ella a medida que avanzaba. El verde del parque desaparecía de sus ojos y era reemplazado por un gris que contrastaba con el naranja vivo de sus alas. La mariposa observaba con curiosidad ese nuevo mundo que acababa de descubrir. A través de las ventanas de los edificios, veía familias almorzando, padres preparando a sus hijos para ir a la escuela, gente dándose prisa para no llegar tarde al trabajo. De repente, un ruido ensordecedor proveniente de una construcción la hizo echar vuelo a toda velocidad. Cuando el ruido se desdibujó, el verde comenzó a aparecer de nuevo. Era el parque, pero esta vez la mariposa lo miraba de otro modo. Veía plástico tirado por el suelo, botellas y vidrio invadiendo la naturaleza. Estaba agotada, con pocas fuerzas para seguir su camino. Entonces decidió buscar un sitio donde descansar. De golpe, vislumbró a lo lejos un objeto indefinido que creyó ser otra mariposa como ella. Cuando se acercó, no era una mariposa sino un trozo de globo desinflado… Descansó sobre él, camuflada por ese naranja artificial, e imaginó justo antes de cerrar los ojos otra historia de otra mariposa frente a ella.

FacebookTwitterWhatsApp