Culture » Arts visuels »
Arts visuels

(ES) Muestras de Raymond Depardon: « Un momento tan dulce » y « Francia »

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen.

El Centro Cultural Recoleta presenta del 7 de junio al 20 de agosto una exposición inédita sobre la obra y la vida del gran fotógrafo y documentalista francés Raymond Depardon, compuesta por dos muestras fotográficas (“Un momento tan dulce” y “Francia”).

Tendrán lugar, el 7 de junio, una clase maestra del artista y una proyección de “La Vie Moderne” seguida por un debate.

Reconocido por sus reportajes en lugares sensibles, por sus muchos libros en donde texto e imagen se entretejen, por sus documentales sobre la vida cotidiana en una sociedad en estado de cambio, Raymond Depardon es, sin duda, un autor sin límites.

Fotógrafo y cineasta, su trabajo siempre se interroga sobre los lazos entre la imagen y la ética.

 

 

“Un momento tan dulce”

 En los años 70 y 80, Depardon trabaja para grandes agencias: Dalmas, Gamma y Magnum. Toma instantáneas en color, piensa en color, cuestionando al ser humano y la distancia adecuada con la realidad.

No busca el acontecimiento en sí, sino lo que ocurre alrededor, en los márgenes. Se trata de reportajes innovadores.

En 1971, dos años antes de la muerte de Salvador Allende, fotografía a los indios mapuches que luchan por vivir en la tierra de sus ancestros. Observa a los hombres que trabajan el campo y se acuerda de su padre. Tiene 28 años, se hace preguntas sobre su relación con el mundo y con el individuo; busca una nueva vía.

En 1978, enviado a Beirut por la revista alemana Stern, decide distanciarse del reportaje; no fotografía la guerra civil, sino sus consecuencias. Raymond Depardon pasa allí un mes fotografiando apasionadamente en color. Su reportaje dará la vuelta al mundo.

En 1980, por petición del Sunday Times, pone rumbo a Glasgow. Como fotógrafo del sur y del desierto, Glasgow le parece las antípodas de su fotografía.

Sin embargo, descubre las luces del norte, que recordará más adelante cuando fotografía el norte de Francia. En Glasgow se hace preguntas de antropólogo: ¿cómo evitar el exotismo, qué distancia adoptar? En las grandes ciudades, Depardon se siente como un exiliado del interior; de joven ya experimentó este sentimiento al llegar a París. Las fotos de Glasgow, que nunca serán publicadas, anticipan el trabajo sobre las grandes ciudades que expone en la Fondation Cartier pour l’art contemporain en 2004.

A comienzos del siglo XXI, el color vuelve a aparecer y se impone. Ya no va ligado al reportaje, a la prensa, al acontecimiento, sino a la búsqueda de una verdad sobre sí mismo, de la felicidad, de un lugar donde vivir, de un comienzo. Depardon redescubre las luces y los colores de Etiopía, de Sudamérica y de los palmerales chadianos.

Regresa a cinco países (Etiopía, Chad, Bolivia, Hawai y Estados Unidos) expresamente para sacar nuevas fotografías para la exposición Un moment si doux [Un momento tan dulce]. Dibuja, por tanto, un enfoque más silencioso, más interiorizado, más mental. Raymond Depardon busca ahora, según las palabras de Clément Rosset, “la dulzura de lo real”.

 

 “Un momento tan dulce está compuesta de fotos libres que había sacado durante mis viajes por el exterior para mi trabajo o para mí, casi clandestinamente. Son fotografías bastante agradables, con distanciamiento, con cierta reserva.

En blanco y negro me catalogo en la gran tradición europea de negros densos y profundos; en cambio, veo el color claro, luminoso, sobre todo alegre. En el color, hay un campo increíblemente rico que había explorado muy poco: las prendas de las mujeres del Chad, la elegancia de los paisajes del Altiplano. Es la imagen de la modernidad.”

“Francia”

En 2004, Raymond Depardon decide lanzarse solo en un proyecto fotográfico de gran envergadura, valiéndose de sus su trabajos para revistas y para la DATAR, una misión fotográfica cuyo objetivo era crear un retrato de Francia, un observatorio del paisaje del país en los años 80.

Ese proyecto provocó que Depardon pensara en el color: “Desde finales de la década de los 50 hasta principios de los 80, trabajé en color porque había que hacerlo pero no pensaba en colores. Dejé que aquellas imágenes se fueran como en un flujo hasta desaparecer. La revelación del color la tuve en 1984 durante mi trabajo en DATAR. Cuando acepté trabajar en la misión, lo hice como un homenaje a mi padre y pensando en el dolor que sintió cuando se construyó la autopista que amputaría una parte de sus tierras de la propiedad de Garet, acabando con el trabajo de toda una vida. En el patio de la granja estaba el tractor rojo de mi hermano y la mobylette azul de Nathalie, mi sobrina. De repente, surgió el color como algo evidente”.

El corpus mostrado en parte la exposición, responde también al interés fotográfico de trabajar con la cámara gran formato de 20 X 25 a color y a un deseo profundo de Depardon: el de “viajar como un niño”, un viaje de aventuras y soledad. Una pulsión de movimiento y descubrimiento, una curiosidad innata por lo desconocido o por lo incomprendido siempre ha guiado sus pasos.

“Cuando me propuse fotografiar Francia, supe que había que fotografiarla de otro modo: no ir al encuentro de la gente con mi Leica, no imitar los Fragonard sobre las colinas, sino reencontrar ese camino que va de la casa a la escuela, a la tabaquería, estacionarme en algún sitio, esperar, no mucho tiempo, irme, y mis primeras ideas sirvieron para el material.”

Clase maestra

La exposición  incluirá la visita de Raymond Depardon quien, además, dará una clase maestra única en la que el público podrá escuchar de su propia voz sus experiencias con la fotografía y el cine.

Considerado uno de los fotógrafos más destacados del siglo XX, Depardon fotografió lugares sin acontecimientos, apariciones, escenas de vida, hace fotos “que todo el mundo podría hacer y que nadie hace”.

Como la mirada de un niño que ve las cosas por primera vez, sus imágenes son viajes de aventuras y soledad. Una pulsión de movimiento y descubrimiento, una curiosidad innata por lo desconocido o por lo incomprendido que siempre ha guiado sus pasos. Esta clase es una gran oportunidad para conocer sus técnicas, sus concepciones acerca de la fotografía y su peculiar trabajo sobre el color.

Miércoles 7 de junio, 17hs

Centro Cultural Recoleta

Se retira una entrada por persona por boletería, dos horas antes.

Proyección la película “La Vie Moderne” seguida de un debate con Raymond Depardon

Miércoles 7 de junio, 20hs 

Centro Cultural Recoleta

Las entradas de cine cuestan 50 pesos. 2×1 para menores de 30, sólo por boletería.

Otras fechas para ver las películas de Depardon:
Journal de France: miércoles 14 de junio y 5 de julio, 20 h.
Les Habitants: miércoles 21 de junio y 12 de julio, 20 h.
La Vie Moderne: miércoles 28 de junio, 20 h

 

 

Raymond Depardon

Nació en Francia en 1942. A los 12 años comenzó a tomar fotografías en la granja familiar en Garet. Aprendiz de un fotógrafo/óptico, partió a París en 1958.

En 1960, se unió a la agencia Dalmas de París como reportero y, en 1966, cofundó la agencia Gamma con la que hizo reportajes de todo el mundo.

Al mismo tiempo, comenzó a hacer documentales: 1974, Une Partie de Campagne [Un día de campo] y San Clemente.

En 1978, Depardon se une a Magnum y continúa su trabajo de reportero hasta la publicación de Notes, en 1979 y Correspondance New Yorkaise, en 1981.

En 1984, participó en el proyecto DATAR sobre la campiña francesa.

Mientras continuaba con su carrera cinematográfica, recibió el Gran Premio Nacional de la Fotografía en 1991, pero sus películas también obtuvieron reconocimiento: en 1995, Délits Flagrants [Delitos flagrantes], acerca del sistema de justicia francés, recibió un premio César Award por mejor documental y, en 1998, emprendió la primera de una serie de tres películas dedicadas al mundo rural francés.

Ha realizado diecinueve largometrajes y publicado más de cincuenta libros.

Esta muestra fue realizada gracias al apoyo de l’Institut Français d’Argentine, Ambassade de France en Argentine, Alliance Française de Buenos Aires, Magnum Photos, Magnum Photos 70, Réunion des Musée Nationaux – Grand Palais, Palmeraie et désert, The Brick Hotel Buenos Aires y Citroën.

07/06/2017 - 20/08/2017

(ES) Entrada libre y gratuita

Inauguración: 6 de junio – 19h

Exposición: del 7 de junio al 20 de agosto de 2017

Salas Cronopios, J y C

Martes a viernes, de 13:30 a 22h / Sábados, domingos y feriados de 11:30 a 22h.

Master class (cupo limitado): 7 de junio – 17h, Sala Cronopios

Proyección de películas

“La Vie Moderne” seguida de un debate con Raymond Depardon y el público (cupo limitado): 7 de junio – 20h

Journal de France: miércoles 14 de junio y 5 de julio, 20 h.
Les Habitants: miércoles 21 de junio y 12 de julio, 20 h.
La Vie Moderne: miércoles 28 de junio, 20 h

Las entradas de cine cuestan 50 pesos. 2×1 para menores de 30, sólo por boletería.

Dirección: Centro Cultural Recoleta, Junín 1930, CABA

Más información en: centroculturalrecoleta.org

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp